Qué hacer en La Costa

Qué hacer en La Costa. Te proponemos algunas de las actividades más representativas de la zona.

Museos en La Rioja

Museo Rumi Mayu, La Rioja
Este pequeño museo cuenta con una colección de elementos de la época neolítica como hachas ceremoniales; distintos enseres de la época colonial, entre los que destacan morteros, pulperías, bateas; y herramientas rurales.

Visita a Bodegas

Bodega San Huberto Magnani, La Costa, La Rioja
Mendoza, una de las regiones vitivinícolas tradicionales por excelencia de la Argentina y La Rioja, son los lugares elegidos por Bodegas San Huberto para dar sus primeros pasos y afianzarse en el mundo del vino.

Los clásicos de la zona

Chuquis, La Rioja
A 11 kilómetros de La Costa, un pueblo de origen indígena dedicado al cultivo del olivo y el nogal: Chuquis
El Complejo Rupestre Piedra Pintada, la cascada Yacurmana y la casa natal del Presbítero Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros son algunos de sus atractivos

 

Más sobre La Costa

La Costa riojana está formada por una serie de pueblos silenciosos, rodeados entre pinos, nogales y álamos que esconden decenas de casitas enclavadas al pié de las sierras del Velasco. La Región ofrece un microclima ideal para dedicarse al descanso y la contemplación de la naturaleza. Una de sus particularidades es que cada pueblo conserva sus tradiciones y su arquitectura antigua, representada en las iglesias que, en su conjunto representan uno de los recorridos más pintorescos de la provincia.
Algunos de los pueblos más cercanos a la zona vitivinícola de La Costa son:

Agua Blanca

Con sus calles de tierra y sus casas de adobe rodeadas por plantaciones y mucho verde, el pueblo de Agua Blanca persiste en su semejanza con los asentamientos típicos de esta región de La Rioja.
Entre sus atractivos irresistibles es válido destacar los deliciosos vinos pateros y dulces caseros fabricados en la mayoría de las casas de familia; la capilla de San Isidro Labrador; y el Bosquecillo, un paraje que ostenta engreído sus vertientes de agua entre las piedras y una tupida y añosa arboleda.

Aminga

Casonas antiguas, bodegas de vinos regionales, un magnífico camping donde distraerse en contacto con la naturaleza, y una granja solidaria dedicada a la elaboración de lácteos, embutidos y otros productos que servirán de alimento en los comedores comunitarios de la zona.
Quintas de naranjos, nogales y palmares suman atractivo a este pintoresco pueblo de La Rioja donde el visitante puede aprender las artes de la vendimia y la molienda.
Frente a la plaza principal, la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced conserva aún las ruinas de la capilla original. En tanto, cada 31 de diciembre, Aminga se viste de fiesta para celebrar el Tinkunako de gran colorido y despliegue.

 

Anillaco

Diferenciándose del resto de los poblados de la Costa Riojana, Anillaco luce sus calles asfaltadas, sus elegantes casonas, una hostería y un hotel. A la vera del camino de entrada, plantaciones de vid, olivo y frutales preludian las delicias artesanales que el visitante podrá degustar y adquirir en el pueblo: vinos exquisitos; variedad de dulces de membrillo, tomate y zapallo; alfajores de miel de caña; nueces confitadas; aceitunas; cebollitas en aceite; higos verdes en almíbar
Entre sus atractivos destaca la majestuosa Iglesia de San Antonio, pero además, este paraje riojano es el camino conductor hacia el Señor de las Peñas, una formación natural que semeja el perfil de Jesucristo. Allí se concentran durante Semana Santa multitudes de fieles para rendirle homenaje.

Chuquis

Pueblo de origen indígena dedicado al cultivo del olivo y el nogal, Chuquis se desvía de la ruta que guía este camino sin dejar de constituir un encantador paraje de la Costa Riojana. En él se conserva la casa natal del Presbítero Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros, quien fuera representante riojano en el Congreso de Tucumán de 1816, hoy convertida en un interesante museo.
Pero si existe un atractivo en este lugar, lo es el Complejo Rupestre “Piedra Pintada”, interesante hallazgo desbordante de historia y cultura. La cascada Yacurmana y un acogedor camping con piscina suman belleza y frescura a este pedacito de La Rioja.